Acotar un espacio dentro de la oficina parece todo un reto, especialmente cuando hay que mejorar las propiedades acústicas de la estancia. Es entonces cuando los tabiques divisorios se convierten en una forma fácil y conveniente de crear nuevas zonas que mantengan el nivel de aislamiento acústico.

Tabiques divisorios

Acotar un espacio dentro de la oficina parece todo un reto, especialmente cuando hay que mejorar las propiedades acústicas de la estancia. Es entonces cuando los tabiques divisorios se convierten en una forma fácil y conveniente de crear nuevas zonas que mantengan el nivel de aislamiento acústico.