Coworking

Hoy en día existe el temor al libre movimiento de información entre empleados de diferentes compañías. El Coworking sigue siendo un lugar de trabajo simultáneo más que un espacio de inspiración mutua e integración. Afortunadamente, la tendencia empieza a cambiar, con trabajadores por cuenta propia y las start-ups entendiendo que el espacio de coworking no debe ser tratado como el trabajo desde casa o un sustituto de una cafetería.

El coworking es una forma de planificación del espacio de oficina relativamente nueva. Conecta los más esenciales beneficios del empleo clásico y el empleo por cuenta propia. Gente trabajando en diferentes áreas de negocios se conectan en un área que puede consistir en una zona común, el open space, una oficina clásica o una sala de conferencias.

Comienzos

El primer colectivo de este tipo, Citizen Space, comenzó su andadura en San Francisco en 2006. Los usuarios de esta oferta eran freelancers de la industria creativa y personas trabajando a distancia que estaban buscando una alternativa a las 4 paredes de sus hogares. ¡La idea dio en la diana! A día de hoy hay cerca de 14 mil lugares como estos con casi 1.2 millones de usuarios a diario. Supone un poco más del 3% del parque inmobiliario de oficina, pero la velocicad de crecimiento (25% anualmente) es muy significativo. Lo que es interesante es que se encuentra predominantemente en los centros urbanos. La razón es la misma: su fácil acceso.

Pros

De acuerdo a los usuarios, el mayor pro es su conveniente localización. Frecuentemente se indica que el coworking tiene una ventaja en comparación con trabajar desde casa y es la ausencia de distracciones; a menudo incluso la familia cercana se olvida de la importancia de ello. Distracciones como las tareas domésticas o las actividades de los menores no ayudan a la concentración. Todo esto distrae a una persona, evitando que complete su trabajo. No todo el mundo puede soportar el aislamiento. La necesidad de hablar, intercambiar ideas y compartir el descanso nos acompaña a muchos de nosotros. El trabajo perfecto que se convierte en una carga causa aislamiento y frustración además de una sensación general de insatisfacción.

El diablo está en los detalles

Los centros de coworking garantizan la oportunidad de trabajar individualmente en una oficina o un cómodo open space con acceso a todo el equipamiento necesario. Frecuentemente la oferta incluye servicios adicionales como recepción y secretaría, contabilidad y cátering. Hay un aspecto muy importante que distingue al trabajo de nueve a cinco del coworking: el intercambio de ideas y la coexistencia en comunidad. Espacios de trabajo comunales son más importantes que la oficina individual porque el espacio se convierte en el centro, en una plataforma de cooperación y un lugar para intercambiar experiencias entre espacialistas de diferentes campos. La tendencia es visible sobretodo en los EEUU y Europa Occidental. Hasta un 70% de los encuestados por Global Coworking Service señala la fortaleza de las relaciones humanas, el 60% aprecia la posibilidad de compartir conocimientos y el 50% añade la posibilidad de establecer nuevas relaciones comerciales.
Realizacja dla branży AGD

Ayuda a la comunicación

Dialogo y cooperación son la base de la línea Agora. Para comprobar como la percepción de los diseñadores y las necesidades reales del usuario se entrelazan, MDD y el equipo de diseño sueco Form us With Love probaron la línea Agora y los prototipos de silla New School en la exigente casa Stockholm Tipo A. Durante un mes hasta 70 especialistas de diferentes sectores verificaron la funcionalidad del mobiliario. En este caso diferentes puntos de vista garantizaron el éxito, pues el objetivo final del experimento fue perfeccionar el proyecto y conseguir un diseño óptimo de la sillería antes de lanzar la línea. El modelo Agora fomenta el diálogo y los encuentros. La calidad de los materiales usados y sus formas simples le otorgan su fortaleza y permiten a Agora el integrarse en multitud de escenarios. Su construcción modular nos permite cambiar el look final de los asientos. La esencia de la línea Agora es la misma que inspira la idea del espacio coworking: apoyar las relaciones interpersonales y facilitar el contacto entre personas con un enfoque similar de trabajo. Para crear el espacio de coworking ideal recuerda no tratarlo como una alternativa a trabajar desde casa o un café, sino como el espacio perfecto. Las oficinas privadas, la posibilidad de alquilar salas de conferencias y conseguir locales en localizaciones céntricas son puntos cruciales, aunque la idea fundamental del coworking sigue siendo la interacción social.