El empresario y la “Generación Z”

Actualmente, se está volviendo más complicado para los empresarios encontrar talento dedicado que busque quedarse en la compañía a largo plazo; este hecho está confirmado por centros de investigación y empresas de reclutación. Por ello, la imagen de la empresa no es solo un lujo de la compañía, si no que últimamente se ha convertido en una necesidad.

Se busca talento

Una de las primeras señales de cambio fue el informe de 2016 de Accenture que elaboró el ranking de mejor empleador y experiencia. El 60% de los encuestados remarcaron las ya mencionadas dificultades como su mayor problema.
El informe sobre la Imagen de la Empresa 2018, preparado por el Instituto HRM muestra que el 44% de los empleadores encuentran la falta de talento como su mayor desventaja, 39% la dificultad en conseguir candidatos con la experencia correcta y el 24% señala la dificultad de encontrar un empleado comprometido como un problema serio. Esta gente tiene normalmente empleo a tiempo completo, y por ello, es tarea de las empresas el llegar hasta ellos, y no al revés. El mercado laboral ha devenido inevitablemente en el mercado del talento.
El Instituto HRM evalua la situación con un moderado optimismo: el 18% de las respuestas confirman que ya han implementado un proyecto de imagen de marca, mientras que el 35% han preparado una estrategia a seguir pero necesita ser completada y perfeccionada. El proceso de integración (76%), el sistema de recomendación de empleados (70%) y entrevistas de salida (entrevistas con empleados que abandonan la compañía, 60%) son los métodos más empleados por los cazadores de talento. Buscar empleo en internet (86%) así como perfiles en LinkedIn (75%), son ampliamente utilizados y efectivos, pero desde el punto de vista de la imagen de marca moderna, muy restringidos.

Generación Z

En los últimos tiempos, el grupo llamado “Generación Z” ha empezado a aparecer en el mercado laboral. Es el grupo de personas nacidas después de 1996 (algunas fuentes toman el año 2000 como punto de corte), que han crecido acompañados por la tecnología. Los puestos de alta dirección están copados por los “millenials” quienes, de acuerdo al reclutador, ya han experimentado una revolución; estas generaciones son en las que se centrarán los empresarios y las que van a determinar la velocidad y dirección de los cambios.
Deloitte se centra en la decepción de estos dos grupos en su informe de 2018 “Millenial Survey”. Los beneficios como paquetes de deporte y “lunes de fruta” que se presentan en las ofertas de trabajo están lejos de ser únicos y no son la respuesta a sus expectativas realistas. Expresiones prefabricadas como “espacio de trabajo dinámico” no significan nada.
Lo más importante para los “millenials” es: salario (63%), cultura empresarial (52%) y flexibilidad en el empleo (52%).
La generación Z, por su parte pone menos énfasis en las razones económicas (51%) y más en la cultura empresarial (57%). Flexibilidad en el trabajo es también importante (44%).
Es importante tener en cuenta estas prioridades a la hora de planificar la estrategia de marca y una sincronización factible con las necesidades de la compañia.

De acuerdo a la verdad

La imagen de marca, como cualquier otra marca, es una promesa. El mayor peligro supone la discrepancia entre la imagen proyectada y los valores reales, junto con las experencias de los empleados. Incluso si en su día a día no afecta a la imagen externa de la compañía, su actitud mental condiciona la productividad y el índice de satisfacción en el trabajo. Un gran escándalo puede oscurecer las relaciones públicas de una compañía y ralentizar su crecicimiento. Un estudio de cuatro años de duración realizado por Ernst&Young muestra la relación entre la imagen de marca y el beneficio económico. Empresarios con buena imagen de marca reducen su coste de RRHH hasta el 50% debido al menos coste de reposición de la plantilla, publicidad y recrutación. Como añadido, el número de currículos recibidos es el doble.
Los miembros de la Generación Z actúan rápido y de manera decisiva. Será complicado mantenerles en la compañía si el empresario no les proporciona con la flexibilidad y el entorno de trabajo variado que se prometieron en el proceso de recrutación. El espacio de trabajo no puede estar limitado al espacio abierto y la clásica sala de conferencias. David Goleman cree que la mayor debilidad de la Generación Z es la inteligencia emocional. Limitando la relación interpersonal a la tecnología conduce a un déficit en las conexiones neurológicas responsables de las relaciones sociales. Esta es otra de las razones por las que es necesario el trabajar en construir relaciones humanas para tener un mejor equipo.
Diseñando un espacio de trabajo, siempre intento obtener la mayor cantidad de información posible sobre la compañía, su actividad, estrategia y dirección de desarrollo. El público objetivo es importante. El carácter de la oficina depende principalmente de la especificidad del trabajo y el enfoque individudal de varias necesidades. Alcanzar tales necesidades supone el mayor desafío del proceso”- explica Monika Gutmajer- Żmija, arquitecta de MDD.
La personalidad de la gente va más alla de la distinción entre extro e introvertidos. Los clásicos extrovertidos necesitan expresarse constantemente, y encontrar desafíos. Sin embargo, hay gente que gusta de ser testada pero prefiere trabajar en silencio. Una zona silenciosa es el lugar ideal para el introvertido, que no necesita estímulos. Aparecen malentendidos, también, si los empleados tienen demasiada energía.
¿Crear condiciones de trabajo agradables para la pantilla supone utilizar grandes Oficinas con múltiples zonas? No necesariamente. En los últimos tiempos las zonas de descanso y las cantinas se han convertido en muy populares entre los clientes. Muchas firmas aclimatan sus oficinas y transforman partes de su espacio en este tipo de zonas. Vale la pena estudiar esta solución si el presupuesto es ajustado y no hay opción de reconstruir la oficina. ¿Resolverá esto todos los problemas? No todos los empleados quieren ,malgastar su tiempo con juegos ruidosos o charlando. Alguna gente necesita relajarse e incluso echarse una siesta. Una zona de silencio será lo mejor para ellos. Es importante que el espacio cubra todas las necesidades de los usuarios. Y esto se puede conseguir con las diferentes opciones disponibles en el mercado, como paneles insonorizados o cabinas acústicas.
Cabinas insonorizadas Hako, MDD
Cabinas insonorizadas Hako, MDD
Identificar las necesidades de los empleados es la clave en la busqueda de la solución perfecta. Es el trabajo de un líder el equilibrar las necesidades de intro y extrovertidos, para crear una sensación de cooperación y pertenencia a un equipo. Este efecto se consigue mediante la adecuada adaptación de los espacios individuales.