Ikigai

“Iki” significa “vivir ahora”, “gai”- “razón”. La combinación de estas dos palabras crean el nombre de la filosofía japonesa de la felicidad, que vive de pasión, misión y trabajo.
En Japón domina la esfera profesional sobre la personal. Sus habitantes son famosos por su adicción al trabajo, y la versión europea del sistema de funciones no funciona igual allí. El Ikigai contrasta con el todavía popular hygge: chocolate caliente, fuego en la chimenea y bollitos de cardamomo. Si a pesar de su aura invernal no queremos rendirnos al encanto hygge, significa que ha llegado la hora del Ikigai – energía y aire fresco.

Tokio: el futuro

La estación de Shinjuku es el nodo de comunicación más ajetreado del mundo. 3.5 millones de pasajeros pasan por aquí a diario. Ogimi, por otro lado, sorprende al mundo con su alta esperanza de vida, excepcional nivel de salud y su población de apenas 3000 personas. Ambas tienen una cosa en común: la actividad.
Los japoneses creen en el gangarimasu – poner el máximo esfuerzo en una actividad. Un equipo de gente con talento siempre significará más que un único individuo, aunque tenga talento. El resultado final es la parte más importante de la cooperación. Y el entorno debería ser un estímulo para actuar.
El potencial de reuniones llevadas a cabo en circunstancias inusuales (gasshuku) se usa a menudo en el país de los cerezos en flor. En España estos encuentros se denominan eventos de integración: reuniones –a menudo a modo de pequeños viajes fuera del entorno de trabajo- informales. Estimular la creatividad y romper la rutina es, como se puede apreciar, transcultural. El concepto de salir fuera del área de confort puede recordar a un manual de autoayuda. Sin embargo, en la oficina, resultados similares se pueden conseguir a través del mobiliario modular que se puede configurar fácilmente y animan a los empleados a intercambiar ideas.
Agora - Soft seating
La línea Agora es ideal en este caso. Su creación está inspirada por el concepto Ikigai del trabajo. Gracias a su diseño, Agora resulta no dominante en el espacio, lo que también recuerda al concepto asiático de diseño de interior. Evita formas exageradas y trabaja con un concepto de diseño simple y geométrico. Este concepto también se puede resaltar con la elección de colores tierra. No menos importante es el hecho de que el punto focal de una habitación en Japón es el mobiliario, no los espacios vacíos; la forma de Agora encaja perfectamente con este punto de vista.

Kioto: el pasado

De todas las provincias japonesas, Kioto es la que hace más referencia al pasado. El Ikigai nos enseña a analizar tanto las buenas como las malas experiencias, transformarlas en pensamiento positivo y asegurarnos una buena salud emocional.
Que los japoneses viven rápido es un hecho innegable. Paradójicamente, creen que deben pasar la cantidad exacta de tiempo en cada tarea, ni más ni menos. Sin embargo, los momentos de relax son necesarios y se reflejan en sus técnicas, sus manualidades y sus haikus (miniaturas poéticas clásicas). Los adictos al trabajo también necesitan encontrar un minuto para pararse a respirar.
Bazalto tapicerowane siedziska pufy czarne, niebieskie
Bazalto tapicerowane siedziska pufy czarne, niebieskie
El Ikigai nos permite volver a tomar el control sobre nuestra vida. Por eso, en áreas de descanso en oficinas occidentales, está siendo cada vez más popular. El puf Bazalto, por ejemplo, contribuye a este relax. Sus formas suaves inspiradas por la naturaleza y su amplia gama de colores introducirán aire y luz en la oficina. Dependiendo de las necesidades del usuario, módulos más altos pueden usarse, creando un espacio que atraiga la introversión o por el contrario impulse el contacto humano. Los humanos somos seres sociales, y la interacción entre amigos hace que los niveles de endorfinas aumenten y, por lo tanto, bajen los niveles de estrés.
Según el Ikigai, la calidad del descanso es más importante que su duración. Por lo tanto, no se debe subestimar la importancia de la zona de descanso en una oficina.

Ise: el presente

Chram Ise es el templo sintoísta más importante, y ha sido demolido y reconstruido consecutivamente, cada dos décadas, desde el siglo VII a.C. Los japoneses cultivan la idea de la existencia eterna, y creen que una persona puede convertirse continuamente en quien quiera. Para ello, la autoconciencia y la concentración son necesarias.
Los factores de distracción nos han superado. El Ikigai nos convence que una persona no es efectiva trabajando en multitarea. Completar trabajos uno detrás de otro nos proporciona mejores resultados; esta teoría está apoyada por el estudio de científicos de fuera del círculo cultural asiático.
El trabajo conceptual es más efectivo en espacios aislados del ruido, de la molestia de conversaciones telefónicas y de discusiones entre empleados. Estas áreas son clave en la mejora de la autodisciplina, ayudan a mantenernos concentrados y ayudan a abstenernos de consultar el correo o las redes sociales hasta completar la etapa que hayamos planeado de la tarea.
Cabinas insonorizadas Hako, MDD
Cabinas insonorizadas Hako, MDD
Las oficinas contemporáneas son cada vez más abiertas, lo que significa que proporcionar al empleado zonas que apoyen la concentración y el trabajo es cada vez un reto mayor. La solución se encuentra en las cabinas acústicas; dependiendo del modelo y la configuración, pueden crear espacios dedicados al trabajo individual o convertirse en áreas de reunión aisladas.
Según los japoneses, la presencia es un concepto que incluye un compromiso mental y emocional completo con la actividad que estemos desarrollando. Productos acústicos, como cabinas o paneles, representan fácilmente este concepto. Controlan el ruido y crean áreas separadas en espacios abiertos.
El análisis de los principios del Ikigai muestra que los conceptos asiáticos no son tan diferentes de los Europeos. La configuración de la oficina requiere espacios dedicados al dinamismo y a ritmos altos de trabajo así como zonas tranquilas, de descanso, o espacios de trabajo individuales para los que requieren concentración. El Ikigai nos anima a encontrar la pasión en todas estas actividades.
Piensa en cuando estabas absorto en algo y te olvidaste del resto del mundo. Eso es Ikigai.


Referencias:
1. Garcia H., Miralles F., IKIGAI, los secretos de Japón para una vida larga y feliz, 2018
2. Gracia H., Miralles F., Ikigai, 2018
3. Mogi K., Ikigai esencial, 2017
Cabinas insonorizadas Hana, MDD