La acústica en el espacio de trabajo

Los resultados de una investigación conducida por Julian Treasure, experto en el campo del sonido, y Armstrong World Industries indican que el ruido es el problema número uno hoy en día para los empleados. En el libro “Por qué los arquitectos necesitan usar sus oídos” el experto explica que en muchas ocasiones los proyectos se basan en la vista del diseñador en lugar de en el oído.

Yan-Drive - Biurko z elektryczną regulacją wysokości
Oír y escuchar no son lo mismo. Oír es automático, independiente de la voluntad del sujeto. Escuchar, sin embargo, es una habilidad consciente que al principio tenía que ser mejorada gracias a la introducción de los espacios abiertos. Según Treasure, conversaciones molestas y teléfonos sonando reducen nuestra eficiencia en el trabajo hasta en dos tercios. Es más, Lessman Review afirma que nos lleva 15 minutos volver a la tarea en la que estábamos antes de que nos interrumpieran. En condiciones de trabajo no favorables podemos alcanzar hasta 90 minutos de trabajo no efectivo al día. Problemas acústicos pueden interrumpir la comunicación, exponernos a una falta de privacidad, provocar irritabilidad o reducir la motivación.
En la parte positiva, gracias a la sensibilización sobre este problema, puede ser eliminado en su mayoría. El equipamiento insonorizado y el mobiliario que reduce el ruido y aumenta la productividad combinan perfectamente hoy en día en el interior de las oficinas. Son cómodos y se adaptan fácilmente al lugar de trabajo, evitando grandes cambios en una oficina que ya funcione.
Podemos controlar el sonido usando una gran variedad de paneles acústicos que dividen habitaciones espaciosas en áreas de trabajo y reunión más pequeñas. El mobiliario móvil nos permite modificar y reorganizar la configuración de la zona según nuestras necesidades. Los paneles divisorios proporcionan privacidad, protegen al empleado de ruidos externos y evitan que el sonido –por ejemplo del teléfono- se propague. Un uso inteligente de estos paneles controlará el ruido, mientras que su amplia gama de colores y apariencia moderna lo convertirán en parte integral de la oficina.
Actualmente, el objetivo de las empresas es proporcionar a su personal un entorno de trabajo cómodo y mejorado. Las oficinas dominadas por espacios abiertos a menudo reservan un área dedicada al trabajo en silencio e invierten en equipamiento y mobiliario acorde. El escritorio de altura regulable Yan Drive es una de esas mejoras posibles. Su superficie dura no aborve el ruido, por lo tanto, es aconsejable el uso de mobiliario adicional como la familia Mesh, que utiliza paneles altos para bloquear el sonido.
El sentido del oído se subestima con frecuencia a pesar de que el sonido tiene un impacto directo en nuestras emociones, en nuestro estado mental e incluso en las ondas cerebrales. Consecuentemente, tiene que ser tenido en cuenta a la hora de configurar una oficina.