La Inspiración Asiática de Dymitr Malcew

Innovador, flexible y arquitectónico – así define Dymitr Malcew los productos diseñados para MDD. Su creación es el resultado de varios procesos donde la inspiración proviene de que se unen en la satisfacción del cliente

La idea

Singapur, donde reside el diseñador, es la esencia de la dinámica en Asia. En la encrucijada de culturas reside una sociedad enfocada en el desarrollo, la tecnología y el futuro. El ritmo de vida acelerado es la característica definitoria de cada aspecto de la vida, tanto en la esfera profesional como la privada. Las divisiones van difuminándose, y esto se refleja en la arquitectura y la inversión.
“Los límites entre el trabajo, el hogar y el hotel desaparecen- explica Dymitr- los nuevos hoteles con los que trabajo se basan casi siempre en el coworking y la co-habitabilidad, y las recepciones son vibrantes y se han convertido en espacios públicos urbanos”.

El alto coste del suelo en Asia y la alta densidad de los edificios limitan el espacio dedicado a las oficinas y hoteles. Por ello, nació una tendencia global, que en Asia se encuentra con especial intensidad. Supone crear espacios de trabajo en equipo, zonas de encuentro y lugares de concentración en lugar de los típicos espacios de trabajo asignados a empleados individuales.

Dymitr Malcew viaja continuamente por Asia, y obtiene su inspiración de diversas fuentes: desde los dinámicos centros de negocios en Hong Kong y Yakarta hasta los jardines de piedra japoneses. Las últimas colecciones de MDD: las cabinas acústicas Hana y Hako así como el sofa modular Kaiva son una influencia directa de estas observaciones.

El proceso

En la esfera estética el abanico de inspiraciones es amplio. Es importante que cada proyecto tenga su historia e identidad desviándose del típico diseño de oficina. Para Dymitr Malcew es un proceso dinámico y el producto final no es solo una pieza de mobiliario sino tambien una estrategia de acción. Las inspiraciones son enfrentadas a la realidad mediante conceptos creativos y largas conversaciones con los usuarios.

“Creo que los tiempos de un diseñador aislado que perfecciona su diseño en un garaje desaparecieron hace mucho. Todos mis productos son respuestas a las necesidades que observo durante mi trabajo y diálogos con los clientes. Este es el único camino para encontrar lo más significativo para ellos” – explica Dymitr.

Esta estrategia funciona particularmente bien en el proceso de creación de las cabinas acústicas.
“Productos como este ya existen en el mercado. Durante alguno de mis proyectos observé que muchas veces se encontraban en medio de la oficina y sin ser utilizados a menudo. Realicé una encuesta y descubrí que esto es causado por el “efecto acuario”-utilizando las cabinas como una caja fuera de contexto – explica Dymitr. Así es como el concepto de Hana y Hako nació. Su forma garantiza una mayor privacidad artística y visual y se convierte en una especie de enclave en el espacio de oficina”.
Cabinas insonorizadas Hana, MDD
La evolución es un elemento inseparable de la filosofía de Malcew: una pauta de trabajo aplicable desde el principio que incluye estrategia, forma y función- y por encima de todo- la idea que se convierte en la columna vertebral del proyecto. Estos factores son la base del proyecto y nunca cambian. “Es entonces cuando reduzco los elementos, más que añadirlos. Elimino todo lo innecesario y solo conservo la esencia. No me gusta rediseñar o exagerar productos- comenta el diseñador”. El mobiliario, en su concepto, se torna en una forma de comunicación que debe ser clara y no interferir en la interacción entre el usuario y el objeto.

Su estilo de trabajo y las previamente mencionadas líneas maestras son la base de la cooperación entre Dymitr Malcew y el equipo de MDD. Durante su relación numerosos materiales y soluciones técnicas fueron testados, todos los detalles fueron discutidos y muchos prototipos probados. Este es sin duda el paso más interesante del proceso, donde se se comprueba como las visiones del equipo creador se convierten en realidad.

El producto

Todos los proyectos de Dymitr Malcew son de alguna manera antropocéntricos.
Las cabinas acústicas no son (como otros productos en el mercado) cabinas aisladas, si no que permiten diseñar zonas de trabajo con múltiples funciones. Buscan atraer a la gente y crear espacios, tal como los edificios públicos crean espacios urbanos. Las cabinas Hana y Hako son diferentes en su forma, lo que afecta a su objeto y propósito. Cada una de ellas es una respuesta a un problema específico: la falta de privacidad o un déficit de espacio dedicado al trabajo en equipo.
Cabinas insonorizadas Hako, MDD
Kaiva también construye espacios acústicos, solo que en una escala más pequeña.El objetivo de Dymitr Malcew no era crear solo un sofá más sin finalidad. El elemento distintivo del sistema es la posibilidad de crear espacios de encuentro, discusiones y cooperación sin construir barreras físicas. Los paneles laterales y posteriores están integrados en el asiento lo que asegura un confort acústico y su construcción modular nos permite crear cualquier configuración y cambiar el modo en que se usa el mobiliario: bien para usar el portatil de manera individual o para sesiones de brainstorming.
SOFÁ MODULAR Kaiva MDD
¿Cómo experimenta la gente el espacio? ¿Cómo reaccionan a situaciones determinadas? ¿Qué necesitan? ¿Cómo la disposición de la oficina estimula el ánimo del equipo? En el núcleo de los proyectos de Dymitr Malcew está la respuesta a este tipo de preguntas, eliminando todo aquello innecesario.