El individualismo merece la pena

Hoy en día, adherirse a los principios de la ergonomía se sigue percibiendo como la obligación de implementar normas de seguridad para la mejora de la salud en el trabajo. Algunas de ellas, muy específicas; por ejemplo, las medidas de los escritorios de trabajo o el alcance máximo del que dispone un trabajador. Sin embargo, en el entorno actual, estas medidas no son suficientes, ya que no representan la flexibilidad del espacio de trabajo ni se ajustan a la realidad de los empleados.

La idea de la personalización

El escritorio se ha convertido en algo más que una pieza de mobiliario de la misma manera que en una silla se esconde más de lo que el ojo ve a primera vista. El concepto de cumplir las políticas de salud y seguridad van siendo poco a poco reemplazadas por la idea de personalización y adaptación a las necesidades del personal.
Al principio, era durante el proceso de venta donde el empresario decidía el look final del producto, pero hoy en día depende de los usuario finales la posibilidad de crear su propia estación de trabajo.
Se trata de una idea innovadora pero universal y de fácil aplicación, ya que las necesidades son enormes. Un estudio llevado a cabo por Ergotest probó que un trabajador medio pasa en su escritorio una media de siete horas al día, y solo un 2-3% de ellos utilizan mobiliario ergonómico. Es más, la mitad de los puestos de trabajo no cumplen con ninguno de los requisitos especificados en las anteriormente mencionadas políticas de salud y seguridad. Más del 35% de los encuestados no tienen espacio de trabajo fijo, sino que usan las propias mesas en las salas de conferencias o se sientan aleatoriamente en escritorios que no han sido diseñados para ese propósito.

Una mala inversión

La Sociedad Americana de Diseñadores de Interior llevó a cabo un estudio independiente para encontrar la correlación entre oficinas bien diseñadas y la eficiencia en el trabajo. El estudio confirmó que un lugar de trabajo disfuncional tiene un impacto negativo en el bienestar del empleado y reduce su productividad, lo que supone una sustancial pérdida económica para la empresa. En la base del estudio desarrollado en 30 oficinas de 13 bancos distintos, los analistas del COMSATS Institute of Technology llegaron a la misma conclusión. Los factores que influyeron más en los trabajadores fueron: la iluminación, la configuración espacial, la acústica y el mobiliario.
Directivos de una compañía de seguros norteamericana admitieron que implementando soluciones ergonómicas en sus oficinas, sus ventas individuales crecieron un 15% en comparación con ejercicios anteriores.
No adherirse a los principios de la ergonomía afecta negativamente a la salud mental y al bienestar general de los empleados. Llevar a cabo las tareas personales sentado en el escritorio parece ser más fácil que el trabajo físico, pero la realidad es que pone al cuerpo en una posición forzada un gran número de horas al día y causa muchos problemas de salud: problemas de columna, dolor en las muñecas y enfermedades degenerativas relacionadas con la circulación o la respiración. Sin embargo, casi todas estas dolencias se pueden minimizar introduciendo un diseño funcional en la oficina.
Los propios empleados a menudo intentan mejorar la calidad de su puesto de trabajo usando diferentes tipos de sillas o reposapiés, aunque éstas no sean las mejores soluciones.

Escritorios

Una de las principales preocupaciones de los empresarios es que con el actual volumen de negocios es ineficiente ajustar los puestos de trabajo a las necesidades individuales de los empleados. La ergonomía moderna, sin embargo, responde a esas preocupaciones y al dilema de la eficiencia de tener varios empleados trabajando en el mismo escritorio.
El escritorio Drive puede ajustarse a las necesidades de diferentes empleados al mismo tiempo. Su panel de control regula la posición del escritorio sin tener que dejar de trabajar, lo que consecuentemente asegura una posición de trabajo cómoda. La altura máxima del escritorio es de 130cm, lo que permite a los empleados trabajar de pie; otro de los postulados de la ergonomía.

En la Europa occidental, trabajar únicamente sentado es cada vez menos popular. El Instituto de Salud Pública de Inglaterra recomienda que los empleados se levanten o caminen al menos dos horas al día. Sin embargo, un gran número de personas todavía no ejercen su derecho a tomarse 5 minutos de descanso tras cada hora de trabajo delante del ordenador.
Krzesło biurowe obrotowe Sava, z oparciem z siatki, czarne

Sillas

La silla de trabajo sigue siendo la base de nuestro día en la oficina. Equipada con ruedas, mecanismo de giro o respaldo ajustable es una práctica estándar hoy en día. Mantener la postura correcta sigue siendo una prioridad, ya que una posición incorrecta en el trabajo puede provocar un gran número de dolencias e incomodidades. Por lo tanto, es vital asegurar que el respaldo sea ancho y soporte todo el contorno de la espalda. La regulación de altura, de respaldo, un fácil ajuste de la inclinación y del reposacabezas son hoy en día un “must” a la hora de buscar un asiento cómodo. Todos estos elementos relacionados con los mecanismos de la silla permiten un “asiento dinámico” y proporcionan estabilidad que reduce la tensión y los calambres corporales.
La nueva silla Ayla cumple todos los requisitos mencionados de una silla ergonómica. El pack completo de soluciones funcionales también se encuentra disponible en el modelo Sava, con reposacabezas opcional, reposabrazos y 3 diferentes medidas de altura, anchura y profundidad.
Ergonomiczne krzesło obrotowe biurowe Sava

Individual significa práctico

A pesar de la existencia de reglas de salud y seguridad muy específicas, el espacio de trabajo ideal es un concepto puramente subjetivo. Éste tiene que ser cambiante y flexible, ajustado a las necesidades del empleado; esta es la razón por la que la idea de personalización establece nuevas tendencias.
Es natural para las empresas buscar a los mejores especialistas, y además de ofrecer un salario atractivo y beneficios al empleado, los empresarios deberían ofrecer al potencial empleado buenas condiciones de trabajo. Invertir en puestos de trabajo modernos, las empresas se aseguran un beneficio inmediato, ya que la cantidad de trabajo del empleado se reduce mientras que su bienestar general aumenta. Sin embargo, incluso si esto no ocurre, adaptar el puesto de trabajo a las necesidades del trabajador no supondrá ningún coste adicional. También es una solución perfecta para empresas que usan programas de rotación de empleados.
Operar según lo principios de la ergonomía y ser eficiente en el trabajo significa usar sistemas avanzados que proporcionan beneficios incalculables tanto para el personal como para los empresarios.