¿Qué cabina acústica elegir?

Según los expertos, la variedad y la flexibilidad son las características más nombradas en una empresa moderna. Se cree que son fuente de creatividad e innovación. La flexibilidad ya no está asociada únicamente con el trabajo a distancia.

Las oficinas contemporáneas crean espacio para varias actividades distintas, y al mismo tiempo toman en consideración las diferentes preferencias y temperamentos de sus empleados. Los líderes de equipo saben que cuanta mayor variedad de espacios haya, mejor será el potencial del capital humano. A pesar de la opinión común, este es un aspecto crucial en cualquier modelo de organización. Todos los empleados consideran la posibilidad de controlar su entorno y sus condiciones de trabajo como uno de los tres factores más importantes que influencian la forma en que percibimos la oficina (basado en el estudio “¿Cómo queremos trabajar?” de CBRE).

Modelo compartimentado

Un sistema basado en el predominio de los espacios privados sobre los espacios comunes es todavía percibido como el más conveniente. Es de sobra conocido que proporciona la mayor privacidad acústica y visual; sin embargo, no todo el mundo se siente cómodo en tales condiciones. Estos espacios serían perfectos para personas más introvertidas que necesitan silencio y tranquilidad. Por el otro lado, aquellos que se sienten como pez en el agua con un entorno bullicioso y lleno de vida, puede sentirse sobrepasados en un entorno tan tranquilo.
Una de las desventajas de este modelo son las reuniones, incluso las más reducidas. Organizar reuniones en estos sistemas no proporciona las condiciones óptimas para el intercambio de ideas. En tales situaciones, las salas de conferencia se han convertido en esenciales ya que permiten la cooperación de un gran número de participantes; sin embargo, requieren espacios específicos. Los sistemas de cabinas insonorizadas como Hako Meeting son soluciones exhaustivas que no requieren divisiones permanentes. Dependiendo de las necesidades, pueden convertirse en espaciosas cabinas de teléfono o en cómodas salas de reuniones.
Cabinas insonorizadas Hako, MDD
Cabinas insonorizadas Hako, MDD

Modelo de open space

Todavía se cree que las oficinas planteadas como espacios abiertos son las más populares debido a aspectos económicos y organizacionales, así como al hecho de que supone un número mínimo de muros de separación. Los espacios de trabajo dedicados se distribuyen entre varias áreas de la oficina, coexistiendo e influyendo unas en otras. La interacción entre empleados y los encuentros en tales espacios son más espontáneos, lo que hace de la acústica un elemento clave.
Acerca de los open spaces, se sabe que restringen enormemente la toma de decisiones a la hora de controlar el entorno de trabajo. No es sorprendente pues que, a la hora de concentrarse, este modelo sea percibido como el menos conveniente. En tal situación, priorizar el asunto del sonido no es infundado. Es más, aparte de las soluciones básicas como los paneles insonorizados, merece la pena equipar la oficina con cabinas acústicas. Dotan de privacidad a las conversaciones, protegen ante interrupciones y además se pueden utilizar como cabinas insonorizadas para un trabajo que requiera concentración.
El hecho de que elementos de distracción afectan a nuestra comunicación y concentración, a menudo incluso interrumpiendo el curso de reuniones, casi nunca se tiene en cuenta. Es por ello que es crucial un acercamiento de doble sentido, y tener zonas que permitan reuniones cómodas. El sistema de Hako Meeting cumple perfectamente con esta necesidad. Gracias a sus paredes de cristal, mantienen el acceso a la luz del día además de seguir en contacto con otras zonas de la oficina.

Modelo flexible

En términos de arquitectura, la oficina flexible es bastante parecida al open space, sobre todo en lo que al reducido número de muros se refiere. Sin embargo, el modelo flexible se rige por el principio del hot desk, según el cual, los empleados no tienen asignado un único lugar de trabajo y son libres de usar cualquiera que esté disponible en ese momento. Normalmente hay menos espacios de trabajo que empleados, por lo que este sistema de rotación impone una política de escritorios ordenados. Por lo tanto, sistemas de almacenamiento y armarios son esenciales.
Debido a la falta de sectores específicos y a la gran diversidad de gente en la oficina, se puede asegurar que el conflicto entre ruido y silencio es muy importante. Pequeñas cabinas acústicas son capaces de sustituir a veces a las tradicionales salas dedicadas al trabajo. Es más, pueden funcionar como lugares de trabajo adicionales. Por otro lado, las cabinas acústicas cumplen la función de salas de conferencia y de áreas para meetings internos.

Modelo lifespace

Una oficina tipo lifespace, entre el resto de modelos, es la que hace mayor hincapié en las necesidades naturales de los empleados. La clave del éxito en este caso es zonificar y dividir de forma inteligente el espacio entre áreas de trabajo y áreas de recreo. Una gran diversidad de soluciones ayuda al usuario a decidir la forma en la que va a organizar su trabajo y le permite configurar su entorno a su gusto. En este caso, resulta que con el uso de cabinas acústicas se pueden conseguir diversos beneficios. Gracias a su presencia, designar espacios de trabajo individuales o áreas de brainstorming es fácil sin necesidad de construir paredes permanentes. Esta función no sólo permite una sencilla reorganización o remodelación en el futuro, sino que da la oportunidad de usar las cabinas como elementos de zonificación arquitectural.
No existe un modelo universal capaz de cumplir las expectativas de cada grupo de personas o de cada institución. Según la regla, si algo satisface a todo el mundo, nadie va a estar del todo satisfecho. La selección de una solución óptima depende de muchas variables. Sin embargo, en cada caso hay una manera de aumentar el control sobre el entorno de trabajo que resulte en una mayor comodidad del empleado. El gran interés en las salas dedicadas al trabajo tranquilo y las cabinas acústicas indican que los empleados quieren trabajar de forma más eficiente en entornos altamente interactivos, gracias a que se les da una alternativa en espacios privados que les permiten también concentrarse en su trabajo.