Los escritorios enfrentados se adaptan tanto a oficinas pequeñas como a espacios abiertos más grandes. Su modularidad permite crear diseños de puestos de trabajo múltiples que aprovechan al máximo el espacio existente. La amplia gama de estructuras ayuda a adaptar el escritorio a cualquier tipo de interior. Las versiones con ajuste de altura manual o eléctrica cumplirán con las expectativas y preferencias de cada usuario. Los escritorios opuestos combinan estéticamente con otras gamas de mobiliario .mdd.

Puestos enfrentados

Los escritorios enfrentados se adaptan tanto a oficinas pequeñas como a espacios abiertos más grandes. Su modularidad permite crear diseños de puestos de trabajo múltiples que aprovechan al máximo el espacio existente. La amplia gama de estructuras ayuda a adaptar el escritorio a cualquier tipo de interior. Las versiones con ajuste de altura manual o eléctrica cumplirán con las expectativas y preferencias de cada usuario. Los escritorios opuestos combinan estéticamente con otras gamas de mobiliario .mdd.