La idea básica que ha acompañado a la popularización de los espacios abiertos es la mejora de la comunicación. Ahora sabemos que para conseguir este efecto, los espacios abiertos de oficina deben incluir áreas de descanso. El modo en que se disponen permiten interacciones informales, creando una atmósfera de cooperación y franqueza. Los sofás para estas salas se distinguen por su estructura modular, gracias a la cual la relación entre la zona  de creación y el área de descanso se definen en base a las necesidades del equipo. La creatividad y las ideas rompedoras nacen ahora más que nunca fuera de las cuatro paredes de los despachos.

Salas y zonas de descanso

La idea básica que ha acompañado a la popularización de los espacios abiertos es la mejora de la comunicación. Ahora sabemos que para conseguir este efecto, los espacios abiertos de oficina deben incluir áreas de descanso. El modo en que se disponen permiten interacciones informales, creando una atmósfera de cooperación y franqueza. Los sofás para estas salas se distinguen por su estructura modular, gracias a la cual la relación entre la zona  de creación y el área de descanso se definen en base a las necesidades del equipo. La creatividad y las ideas rompedoras nacen ahora más que nunca fuera de las cuatro paredes de los despachos.