Sillas operativas

Cuidar de la salud es también factible en el trabajo. Aunque los métodos de trabajo flexibles se están conviertiendo en la norma, las sillas de oficina siguen siendo un elemento indispensable del equipamiento ergonómico. Mantener una larga y monótona posición corporal durante la jornada laboral es perjudicial para la salud. Esta es la razón por la que invertir en sillas operativas funcionales que permiten el libre movimiento y simultáneamente estabilizan la columna vertebral es una manera de preocuparse por la eficiencia y productividad de los empleados.

silla de oficina

Desde 310,00 € neto
375,10 € bruto

silla de oficina con respaldo de malla

Desde 336,00 € neto
406,56 € bruto

silla de oficina con respaldo tapizado

Desde 370,00 € neto
447,70 € bruto

silla de oficina

Desde 400,00 € neto
484,00 € bruto

silla de oficina

Desde 320,00 € neto
387,20 € bruto

silla tapizada con reposacabezas con ajuste de altura

Desde 420,00 € neto
508,20 € bruto

silla tapizada con ajuste de altura

Desde 327,00 € neto
395,67 € bruto

silla en contrachapado con reposacabezas con ajuste de altura

Desde 376,00 € neto
454,96 € bruto

silla en contrachapado con ajuste de altura

Desde 294,00 € neto
355,74 € bruto

taburete

Desde 284,00 € neto
343,64 € bruto

silla de conferencias con ajuste de altura

Desde 1.070,00 € neto
1.294,70 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 440,00 € neto
532,40 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 370,00 € neto
447,70 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 560,00 € neto
677,60 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 570,00 € neto
689,70 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 570,00 € neto
689,70 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 450,00 € neto
544,50 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 580,00 € neto
701,80 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 380,00 € neto
459,80 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 525,00 € neto
635,25 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 550,00 € neto
665,50 € bruto

silla con ajuste de altura

Desde 580,00 € neto
701,80 € bruto

Sillas para el trabajo

Las sillas de oficina ergonómicas son la base de una estación de trabajo funcional. Ya que el usuario tiene que pasar muchas horas sentado, es importante que cuente con elementos ajustables. La comodidad y la salud del empleado dependen de la silla de oficina, por lo que tiene que ser funcional al máximo: a ser posible, que asegure una posición corporal correcta y prevenga los efectos negativos sobre la columna. Las sillas de oficina .mdd, gracias a su función de ajuste, puede adaptarse a las necesidades individuales del usuario.

¿Qué silla de oficina elegir?

Teniendo en cuenta la comodidad y la salud de los trabajadores, es mejor elegir sillas de oficina funcionales, ergonómicas y ajustables. En el trabajo, especialmente delante del ordenador, tiene que ser también móvil. Una base giratoria es esencial, ya que permite al usuario moverse con libertad alrededor de su escritorio sin tener que forzar su postura. Otro elemento clave es el respaldo: tiene que ser estable, transpirable y equipado con apoyo lumbar.

Una silla que permita la personalización

Una silla de oficina ergonómica tiene que contar con la posibilidad de ajustar todos sus parámetros según las necesidades individuales del usuario. Las sillas de oficina fabricadas por .mdd tienen asiento adaptable, inclinación de respaldo y reposacabezas, configuración 3D de los reposabrazos y ajuste de altura en el apoyo lumbar. En las versiones tapizadas permiten elegir el tipo de material y color para que la pieza encaje con la estancia. Una amplia variedad de telas permiten afinar los acabados y así dotar de carácter propio al espacio.

Soluciones modernas al escritorio

Una silla de oficina moderna cuenta con numerosas soluciones mecánicas que permiten una personalización completa y un ajuste pleno de sus parámetros. Entre las soluciones usadas, se encuentran el mecanismo autopesante, la regulación de altura automática sincronizada, un elevador a gas o los reposabrazos 2D/3D. Todos los modelo vienen equipados, además, con modernas medidas de seguridad, como el sistema antichoque, que evita que el respaldo pueda golpear al usuario.