Mostradores de recepción

El mostrador es el centro de toda área de recepción; el primer elemento que llamará la atención del cliente en el momento de su entrada. Por ello, tiene que ser visualmente atractivo, funcional tanto para clientes como para empleados y combinar perfectamente con el resto de la estancia. ¡La primera impresión es la más importante! La recepción es el espacio en el que se inicia la relación con visitas y clientes de la empresa.

mostrador de recepción modular

Desde 1.581,00 € neto
1.913,01 € bruto

mostrador de recepción modular

Desde 2.542,00 € neto
3.075,82 € bruto

mostrador de recepción con módulo bajo

Desde 2.280,00 € neto
2.758,80 € bruto

mostrador de recepción modular

Desde 1.834,00 € neto
2.219,14 € bruto

mostrador de recepción

Desde 3.462,00 € neto
4.189,02 € bruto

mostrador de recepción

Desde 862,00 € neto
1.043,02 € bruto

mostrador de recepción compacto

Desde 1.245,00 € neto
1.506,45 € bruto

mostrador de recepción

Desde 4.178,00 € neto
5.055,38 € bruto

mostrador de recepción orgánico

Desde 985,00 € neto
1.191,85 € bruto
Desde 152,00 € neto
183,92 € bruto

Un mostrador de recepción atractivo es el mejor escaparate para la empresa

El mostrador de recepción es, a menudo, la única pieza del mobiliario de la empresa que se encuentra a la entrada, por lo que debería ser atractivo y promover la interacción; tiene que responder a las necesidades de los usuarios y al mismo tiempo formar parte de la identidad visual de la empresa, siendo uno de los elementos más importantes a la hora de crear cultura de marca.

Mostradores de recepción. ¿Qué hay que tener en cuenta?

Los mostradores de recepción modernos tienen que cumplir las cada vez más exigentes necesidades de los clientes y los empleados. Esta pieza, aparentemente simple, debe garantizar el almacenamiento sin sacrificar la libertad de movimiento del empleado, dedicando además un espacio para la instalación de equipos informáticos o terminales de pago; sin estos elementos, aceptar reservas o facilitar las llaves de las habitaciones en un hotel, firmar documentos o proporcionar el resto de servicios básicos al cliente sería mucho más difícil. Además, el espacio perteneciente al empleado tiene que contar con una amplia superficie de trabajo ajustada a la altura de los asientos. Las recepciones modernas permiten al usuario recoger y esconder cables y fuentes de alimentación para así poder moverse con más libertad y seguridad.

Mostradores de recepción. El diseño importa.

Los fabricantes de mostradores de recepción prestan especial atención a que sus propuestas estén al día. Por ejemplo, una tira de luces LED es una elección común en la actualidad. Los frontales de los mostradores modernos, a menudo fabricados mediante el uso de alta tecnología, suelen destacar por su aspecto poco convencional inspirado por el diseño 3D. Un frontal de malla, madera natural o con elementos iluminados en el interior hacen que un objeto aparentemente simple llame al atención por su aspecto único, su funcionalidad y su practicidad. Blanco neutro, gris claro o tonos antracita son sólo algunas de las muchas opciones disponibles. Los aficionados de soluciones más personalizadas pueden optar por sorprendentes acabados que harán que el mostrador de recepción de hoteles, peluquerías o centros de estética luzcan únicos.

Una versión modular del mostrador de recepción

La oferta de .mdd cuenta también con mostradores de recepción prácticos y funcionales con construcción modular, una solución que permite configurar al máximo la forma y el tamaño del mostrador para que encaje en el espacio de recepción, incluyendo opciones con ajuste de altura o habilitando módulos adaptados a personas con discapacidades. Otro beneficio de un mostrador de recepción modular es la posibilidad de reorganizar la configuración de sus módulos según los cambios que se desarrollen en la empresa.